Chile +56 22 9232900 - Colombia +57 4 4808980 - Perú +51 1 7062963 - Ecuador +59 3 992998038
Seleccionar página

Mantener todas sus operaciones internas disponibles y controladas ha sido para SQM uno de sus principales focos de atención. El hecho de producirse una falla crónica en cualquiera de sus 52 plantas puede ocasionar grandes pérdidas económicas, asociadas a un completo desorden de administración. A raíz de ello fue que decidieron contratar los servicios de Solex e implementaron MAXIMO, reconocido software de mantenimiento de la norteamericana MRO Software, empresa adquirida por IBM el año 2006.

Hoy, a diez años de su puesta en marcha, la herramienta ha logrado flexibilizar sus esquemas de mantenimiento, disminuir sus costos y simplificar en un 100% el margen de errores. Para profundizar en el tema y, a la vez, conocer cómo han ido obteniendo el máximo provecho de la solución, conversamos con Mauricio Olivares, Gerente Técnico VP Operaciones Nitratos-Yodo.

Creada en 1987, SQM es en la actualidad una de las empresas más importantes en sus 3 principales líneas de negocio: Nutrición Vegetal de Especialidad, Yodo y Litio. Cuenta con oficinas comerciales en más de 20 países, lo que permite que sus fórmulas de negocio lleguen a clientes en 110 países de Europa, América, Asía y Oceanía.

En un contexto así por supuesto que se hace necesario mantener todo bajo control y contar con un sistema capaz de planificar, presupuestar y verificar que todas las instalaciones marchen en correcto funcionamiento. Y en este sentido, MAXIMO ha sido la elección perfecta, pues mantiene todas las operaciones con excelente disponibilidad mecánica y eléctrica. Cabe mencionar que las instalaciones de SQM son una mezcla entre plantas nuevas y antiguas, por lo que requieren de distintos tipos de mantenimiento. En algunos casos correctivos, mientras que en otros programados y preventivos. Y esa función por supuesto que la cumple esta plataforma, ya que exige una planificación que administra los recursos de manera más eficiente.

Si bien MAXIMO se implementó, en un principio, netamente para llevar el control de los equipos, las órdenes de trabajo, entre otras funciones, con el tiempo, las necesidades se fueron haciendo cada vez más exigentes, motivo por el cual se le incorporaron nuevas aplicaciones, de acuerdo a los requerimientos. “Es nuestro deber contar con mejores disponibilidades y, por ende, ajustarnos al costo de manera óptima. Contamos con bastantes gastos provenientes del extranjero, los cuales han ido aumentando de precio, de forma considerable. Aquí es cuando debemos tener los costos controlados y una buena disponibilidad, ya que evitamos comprar repuestos que no se necesitan”, explica Olivares. “Además –puntualiza- hoy podemos mantener a cada ingeniero o eléctrico mucho más ocupado por medio del software. Desde que comienzan su jornada laboral hasta que se retiran tienen una lista de órdenes de trabajo que deben cumplir durante el día. Esto por supuesto que permite llevar un historial metódico de las actividades que se van realizando”.

Una solución multifuncional

En la actualidad, SQM se encuentra en el cierre de una nueva fase de implementación: obtener el máximo provecho de todas las potencialidades y aplicaciones de la herramienta. Y una de las  principales es el hecho de contar con una base de datos del manejo de los más de 3 mil motores eléctricos que sirven para varias plantas. También controlar todos los servicios externos e integrar ERP contable a todos aquellos repuestos que se mandan a comprar y que quedan a la espera de ser registrados con la fecha en que ingresan a bodega. Esto, para poder acceder a un espacio y quedar instalado en la planta. Antiguamente este registro se realizaba en contabilidades paralelas  (archivos Excel, en un computador o por e-mail), sin embargo demoraba más y tenía un amplio margen de error.

“MAXIMO es un sistema que, desde el punto de vista conceptual, abarca toda la problemática de mantención, lo cual es muy importante. Además, entrega facilidad de acceso, ya que no hay problemas de velocidad y se hace mucho más rápido obtener reportes”, indica el profesional.

Con esta solución, los costos de mantención se han reducido en los últimos dos años, ya que se han podido generar actividades de más valor, mayores mantenciones preventivas y amplios registros de lo que se ha hecho en el pasado. Esto ha permitido que el ingeniero de planificación haga mantenciones y análisis mucho más certeros que antes. “El costo de mantención hoy en día se ha visto reducido en un 5%, producto de nuestra mejor gestión”, enfatiza el ejecutivo.

Experiencia y cercanía

La vasta experiencia de Solex en el tema fue la razón principal para que SQM optara por sus servicios. Los conocían de antes, por lo que ya entendían su problemática y, por ende, lo que necesitaban. “Somos una empresa grande, inmersa en el desierto del Norte, lo cual hace un poco complejo cualquier tipo de implantación. En este sentido, ellos nunca han puesto problemas en asesorarnos y si han tenido que viajar lo han hecho”, comenta el experto.

“Con este proveedor tenemos una relación muy cercana y fluida, por tanto, se hace mucho más fácil concretar acuerdos. Además, la capacidad de respuesta siempre ha sido muy razonable para nosotros y han estado presentes cuando los hemos necesitado”, finaliza el Gerente Técnico.

Shares
WhatsApp Conversemos.